Pasar al contenido principal

La sorprendente falta de prescripción

29/06/2018
| Marie T. Rathmann
Das erstaunliche Ausbleiben der Verjährung

El Tribunal Supremo alemán (BGH) tenía que dictar una sentencia sobre una reclamación de daños y perjuicios de un distribuidor de materiales de construcción contra un fabricante de cemento.
Desde 1993 hasta 2002, el distribuidor estuvo pagando precios excesivos por el cemento por la participación del fabricante en un cartel. La compañía participó en los acuerdos sobre precios y sobre la exploración de zonas específicas con otros productores de cemento. Al descubrirse el cartel, los participantes fueron multados en el año 2003 con una multa récord de 330 millones de euros. La multa no llegó a ser jurídicamente firme hasta febrero de 2013 tras una sentencia dictada por la sala de carteles del Tribunal Supremo alemán (Beschl. v. 26.02.2013, Az.: KRB 20/12).
El distribuidor de material de construcción presentó una acción declaratoria a principios de 2015 con el fin de reclamar una indemnización por los daños y perjuicios causados por los precios excesivos que pagó durante los años que duró la relación comercial con el productor de cemento.
Las partes estuvieron en desacuerdo respecto a la pregunta si el derecho a reclamar indemnizaciones había prescrito o no. En julio de 2005 entró en vigor una normativa (§ 33 Abs. 5 GWB 2005, ahora § 33h Abs. 6 GWB), según la cual el plazo de prescripción para una demanda de daños y perjuicios se interrumpe mientras que está pendiente un procedimiento de sanciones administrativas.

La interrupción de la prescripción termina seis meses después de haber terminado el procedimiento. Así, la pregunta importante y discutible fue si una normativa puede ser aplicada si la presunta infracción tuvo lugar antes de la entrada en vigor de esta misma norma, y el derecho entonces no hubiera prescrito. Las instancias anteriores evaluaron el caso de forma contraria.

El Tribunal Supremo alemán terminó el debate con la sentencia dictada el 12.06.2018 (Az. KZR 56/16 – Grauzementkartell II), en la que decidió que también para casos antiguos se aplique la normativa, pues se interrumpe la prescripción durante un procedimiento de sanciones y un procedimiento judicial, aun habiéndose cometido la infracción antes de la entrada en vigor de la citada norma.

¿Le ha gustado este artículo?

¡Compártalo en sus redes!